Monday, September 19, 2005

El Figura

Entró tarde a clase, y al ver el desparpajo con el que vaciló al profesor, supe inmediatamente que lo que tenía delante es lo que se conoce como un figura.

Ahora se trataba de descubrir si era un figura de pegote, de esos que son unos creídos y pura fachada, o por el contrario, si era un figura 100% natural, vamos, que lo lleva en los genes. Pasó lo segundo.

Demostró ser un elegido para las Relaciones Públicas, comercial o profesor de la Academia AXE. El tío no se cortaba un pelo en parar la clase para preguntar cualquier cosa. Era el alma máter de los actos lúdico-festivos del curso, que siempre organizaba junto a un valenciano “eixidoret” (según él mismo, dícese del que le gusta eixir, en valenciano salir). Para más inri, el tipo captaba la atención de todas las tías, y las hacía reír y esas cosas.

Un día en clase, explicando alguna de sus experiencias vitales, nos confesó que tiempo atrás no era tan lanzado. Tuvo que ser un jefe suyo cuando trabajaba de comercial quien despertó el monstruo que llevaba dentro. Simplemente quería que El Figura fuera más atrevido con los posibles clientes. Al ser preguntado por una buena técnica para conseguirlo, el jefe respondió con una pregunta:

“¿Qué harías si no tuvieras miedo?”

1 comment:

Raquel said...

Buena la historia, si te paras y piensas en la pregunta "¿Qué harías si no tuvieras miedo?" seguro que se te ocurren un millón de cosas, es algo que todos deberíamos pensar porque nos perdemos cosas de la vida por no dar el paso, por no decidirnos y hacer lo que realmente uno quiere hacer.
Enhorabuena por el blog.
XXX