Tuesday, January 17, 2006

Va de política

Últimamente se está hablando mucho de HB, la ilegalizada Herri Batasuna, los abertzales liderados por Arnaldo Otegui, un tio que no me cae muy bien. Se comenta, se dice, que no les han de permitir realizar una asamblea, puesto que están ilegalizados, y todas esas cosas. Está claro que los batasunos les pegan guiños a los de ETA hasta quedarse tuertos, pero, mira por donde, un montón de euskaldunes les votan, y hacer guiños, no es lo mismo que pegar tiros en la nuca. Aunque pueda ser una actitud vomitiva para la mayoría, representan a una parte de la ciudadanía, y eso se ha de tener en cuenta.
Está claro que la ilegalización es por intereses políticos, pero se esgrime que tienen, los batasunos, unas ideas demoníacas, que son muy malas y próximas al terrorismo. Pero mira tú por donde, que si empiezas a ilegalizar cosas, por que sus planteamientos sean malos o erróneos, esto puede ser un no parar, oiga. Puede que para mi, la mayor parte de la obra política del PP cuando estuvo en el gobierno fuera calificable de terrorismo (como ejemplo este artículo). O que el terrorismo de estado del PSOE, pues fuera ... vaya, también terrorismo. O que la especulación urbanística del alcalde socialista de mi ciudad sea terrorismo. Con la bara de medir aplicada a HB, estos partidos deberían ser ilegalizados. Pero señores, para bien o para mal, vivimos en democracia o algo parecido, y las reglas del juego dicen que si tu adversario está equivocado, demuestra su error con pruebas y que la gente te de su apoyo con los votos, pero ilegalizar no, que empezamos y no acabamos, y esto trae recuerdos del siglo XX que dan mucho miedo.

2 comments:

Zanna said...

Totalmente de aceurdo. No todo es ETA, y mientras se siga pensando así, no llegaremos nunca a la paz.
Saludos.

Anonymous said...

Totalmente de acuerdo contigo. Pedro